<%@ Language=JavaScript %> Parroquia de S. Vicente Mártir de Abando. Celebración de la Eucaristia

 

Lecturas del día Oración de acción de gracias Reflexiones y comentarios  
Sentido de las palmas Pasión ayer y hoy Salmo meditado  
 

 

 

 

Domingo DE RAMOS

             EN LA PASIÓN DEL SEÑOR
 

 16 de Marzo de 2008

Misa pr. sin Gloria. Credo. Prefacio propio

 

 

CLAVES LITÚRGICAS

 

- Lo central en este domingo es la propia celebración eucarística, y no los ritos específicos de este día.

- Eso no quita para que tengamos presente que la Procesión con los ramos que hoy se realiza es la principal procesión de la liturgia cristiana; otras procesiones de estos días pueden ser muy emotivas y muy espectaculares, pero no son centrales en nuestra liturgia.

- La bendición de los ramos debe hacerse en un lugar distinto al de la celebración eucarística, y la Procesión debe resaltarse todo lo posible, incluso por encima de la misma bendición. Unos cantos apropiados ayudarán en la marcha y valoración de la procesión.

- La lectura de la Pasión no es una representación teatral, sino una Proclamación de la Palabra de Dios. Debe hacerse con dignidad y solemnidad, en alguna de las formas ya conocidas: lectura seguida, por bloques, intercalando momentos musicales, por uno o por tres lectores...

 

 

CANTOS PARA LA CELEBRACION

Nota.- Conviene ambientar estos días con las obras clásicas y, a ser posible, tener un grupo que prepare cuidadosamente las celebraciones de la Semana Santa. En estos días, los fieles están más dispuestos a colaborar.

Entrada (Procesión inicial): Alégrate y goza Jerusalén; Hosanna, Hosanna; Lauda Ierusalem; Qué alegría cuando me dijeron; Alabaré; Alabad al Señor; Hosanna al Hijo de David; Hosanna.

Salmo: Dios mío, Dios mío.

Aclamación antes del Evangelio: Cristo por nosotros.

Lectura de la Pasión: se pueden intercalar aclamaciones como: Victoria, tú reinarás; Perdona a tu pueblo; Amante Jesús mío; Gloria, honor a Ti.

Ofertorio: Con amor te presento, Señor.

Santo: de Manzano.

Comunión: Beberemos la copa; Oh Señor, yo no soy digno; Cerca de Ti, Señor; El Señor nos invita.

Final

 

 

Rito de la Bendición de los Ramos

 

SALUDO

En el nombre del Padre...

El Señor Jesús, que se entrega hasta la muerte para darnos vida, esté con todos vosotros.

 

MONICIÓN DE ENTRADA:

La Celebración de la Eucaristía en este Domingo de Ramos es la puerta de la Semana Santa. Queremos acompañar desde una fe viva y adulta a Cristo en su Misterio Pascual, en su paso de la muerte a la vida, de la cruz a la resurrección.

 

Hoy, la celebración de la Misa, iniciada con la procesión de los Ramos, y la posterior lectura de la Pasión de Cristo, nos ayudan a conmemorar la entrada de Jesús en Jerusalén.  Dios Padre ha cumplido en Jesucristo las promesas de salvación hechas a la humanidad, y esto nos llena de alegría. Los ramos expresan este gozo, y además anticipan y hablan del triunfo de la vida sobre la muerte. El relato evangélico de la Pasión nos recuerda que la muerte de Jesús, el Mesías prometido y esperado es el camino hacia su resurrección y la nuestra.

 

Participemos en la procesión y la Eucaristía de este Domingo de Ramos: acompañemos a Jesús en su entrada en Jerusalén; hagamos nuestra su Pascua: su muerte y su resurrección.

 

PROCESION Y CANTO DE ENTRADA

"Que alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor".

 

LECTURA EVANGÉLICA

 

Jesús llega a Jerusalén. En Él se cumplen las promesas hechas al pueblo de Israel, a toda la humanidad. Cristo, el Hijo de Dios, su Siervo fiel, elige la humildad, el servicio. Jesús entra en la ciudad montado en un asno. La gente aclama a Jesucristo. Su encarnación, su entrega, su solidaridad con la persona humana, su amor hasta la muerte, su vida resucitada, nos traen la Salvación de Dios.

 

 

BENDICION DE LOS RAMOS:

 

MONICIÓN: Comenzamos esta celebración, bendiciendo las palmas y los ramos para conmemorar la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén.

Con ramos y palmas, con cánticos y aclamaciones, queremos expresar nuestra actitud de fe, conversión y adhesión a Jesucristo.

Ahora bendecimos las palmas y los ramos.

 

BENDICIÓN DE LOS RAMOS:

 Oremos. Dios y Señor nuestro, bendice X estos ramos, y, a cuantos vamos a acompañar a Cristo aclamándolo con cantos; concédenos entrar en la Jerusalén del cielo guiados por Él. Que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Se rocían con agua bendita los ramos, mientras se canta una nueva estrofa.

 

"Que alegría cuando me dijeron"

 

 

ACTO PENITENCIAL: (Para las misas en que no se hacen los ritos precedentes; en las que sí se hacen, se sigue directamente con la oración colecta)

Al comenzar nuestra celebración, queriendo ser de los auténticos seguidores de Jesús, que no dudó en entregar su Vida por nosotros, pedimos perdón:

‑ Dios Padre, que nos ofreces en Jesús un camino de sencillez y de abajamiento. Señor, ten piedad.

‑ Dios Hijo, que aclamado como el que viene en nombre del Señor nos enseñas a servir. Cristo, ten piedad.

- Dios Espíritu, que nos haces fuertes y valientes en la dificultad. Señor, ten piedad.

 Perdona, Señor, nuestros pecados y limitaciones, fortalécenos en la debilidad y enséñanos a confiar siempre en tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

COLECTA. OREMOS. Señor tú que te hiciste uno de nosotros y pasaste por uno de tantos, hasta dar libremente tu vida, y darnos ejemplo de lo que es una vida entregada; concédenos la sabiduría de la cruz, y un día podamos participar en tu gloriosa resurrección. Por NSJC, tu Hijo...

 

Primera lectura.

El Siervo del Señor lleva a cabo, de parte de Dios, su misión de consuelo, de ánimo y fortaleza para los que se encuentran atribulados.  La escucha atenta a la Palabra de Dios, la disponibilidad a su voluntad y la confianza en el Señor son el fundamento de la vocación y tarea del Siervo de Yahveh. Esta experiencia no sólo le ayuda al Siervo en medio del sufrimiento y la prueba, sino que lo conduce al triunfo, a través de la humillación y la muerte.

 

Segunda lectura.

Pablo introduce este himno a Jesús, el Señor para fundamentar, en Cristo, la invitación a la humildad, a la renuncia de uno mismo, a tener los mismos sentimientos y actitudes de Jesús. Nos presenta todo el itinerario de su Encarnación, abajamiento hasta la muerte de Cruz, exaltación y resurrección. Su obediencia a Dios Padre y su solidaridad con el ser humano le llevan a la muerte. Pero Dios lo resucita y lo coloca a su derecha.

 

Evangelio. (Para la lectura de la Pasión)

San Mateo nos narra la Pasión y muerte de Jesús. El evangelista nos va a contar los padecimientos de Jesús. En la Pasión de Jesucristo se cumplen las Escrituras: Él es el Mesías esperado, es el Siervo de Yahveh anunciado por Isaías. La Nueva y eterna Alianza comienza en la pasión, en la muerte de Jesús. Él es el Hijo de Dios, y por eso dice sí a la cruz, y en ella se nos muestra como Hijo amado de Dios. Cristo se da totalmente, hasta entregar su vida, para revelarnos el amor salvador de Dios.

 

Credo. Proclamamos unidos nuestra fe.

 

Oración universal: Llenos de confianza, acudimos al Padre con nuestras  necesidades.

 1.      Para que la Iglesia, recogiendo las aspiraciones de los hombres y de las mujeres de nuestro mundo, tenga la valentía de trabajar a favor de la igualdad entre los sexos, de la dignidad de la mujer y de la justicia. Roguemos al Señor.

 2.      Para que la comunidad internacional respete y promueva los derechos humanos, el derecho a la vida, desde el comienzo hasta el final, el derecho a la educación, al trabajo y a una vida digna para todos. Roguemos al Señor.

 3.      Para que los pobres, los que viven cerca y también los que viven lejos de nosotros, encuentren el apoyo y la solidaridad de los que rodeados de bienestar, nos confesamos creyentes y seguidores de Jesús. Roguemos al Señor.

 4.      Pidamos por la paz del mundo, para que tengamos el coraje de construirla día a día en el respeto, en la solidaridad y en el perdón mutuo. Roguemos al Señor.

5.- Por todas las personas que son víctimas del terrorismo, que no olvidemos sus sufrimientos, sus soledades, sus dolores; que trabajemos para que se vean atendidas en sus necesidades, y les prestemos el apoyo cristiano que necesitan. Roguemos al Señor.

 6.      Para que cuidemos y respetemos la naturaleza, el mal, los bosques, los ríos, los pueblos, las ciudades. Para que se construyan teniendo en cuenta las necesidades de todos. Roguemos al Señor.

 

O estas otras

ORACIÓN DE LOS FIELES. Tú nos has dicho, Señor: “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”. Nosotros, confiando en este amor que no tiene fin elevamos nuestras súplicas a Dios Padre, diciendo: Creemos en tu amor, Señor.

 

-   Por el Papa, los Obispos, los sacerdotes, los religiosos, todos los fieles laicos, para que nuestra fe y el testimonio de la caridad anuncien a toda la humanidad la experiencia gozosa del triunfo de Cristo sobre el pecado y la muerte. Oremos

 

-   Por todos los países de la tierra para que acojan la paz y concordia que brota de la cruz de Cristo, y no rechacen la experiencia de Dios. Oremos

 

-   Por todos los que en su vida sufren por causa de la indiferencia y el rechazo de los demás para que sepamos reconocer en ellos a Cristo crucificado. Oremos.

 

-   Por nuestra comunidad parroquial para que en estos días contemplemos desde la fe y la gratitud la fidelidad y su entrega de Jesús, y asumamos su camino de donación y servicio, como el único camino que conduce a la vida. Oremos.

 

Escucha, Padre nuestro, las oraciones que a Ti te dirigimos, para que los que acompañamos a Cristo, en su entrada en la ciudad santa de Jerusalén, vivamos desde la confianza en tus promesas y el servicio desinteresado a los hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES. Nos unimos en la oración pidiendo a Dios Padre que nos escuche, que atienda nuestras necesidades, diciendo: ¡Acoge, Señor, nuestra oración!

‑ Por la Iglesia, que desea acompañar a Jesús en los días de su Pasión, Muerte y Resurrección, para que permanezca fiel en las dificultades que conlleva anunciar el Mensaje que ha recibido. Oremos.

‑ Por quienes sufren en la vida de cada día la pasión, el abandono, la soledad, la indiferencia; para que Dios les ayude y supla nuestra falta de amor y de justicia. Oremos.

‑ Por quienes viven con esperanza, por los que luchan aunque no encuentren, por los profetas de nuestro tiempo, para que su voz nunca deje de oírse en la sociedad y en la Iglesia. Oremos.

‑ Por nuestra comunidad parroquial, para que vivamos la Semana Santa con fe, con entrega, con sencillez, y con deseo de acoger el testimonio y la entrega de Jesús. Oremos,

Concédenos, Señor, lo que más y mejor nos ayude a servirte en los hermanos. Por Jesucristo.                                     

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS.

Por la pasión de tu Hijo, sé propicio a tu pueblo, Señor, y concédenos, por esta celebración que actualiza el único sacrificio de Jesucristo, la misericordia que no merecen nuestros pecados.

 

PREFACIO. Prefacio propio

 

POSCOMUNIÓN. OREMOS. Fortalecidos con tu Palabra y con tu Pan, te pedimos, Señor, que libres de miedos y, resentimientos, podamos celebrar la Pasión y Muerte de Jesús estos días de Semana Santa, como la expresión de tu misericordia absoluta en el perdón sin condiciones. Por JNS.

 

ORACION DE ACCION DE GRACIAS

Gloria a ti, Señor Jesús, el servidor paciente del Padre, porque con tu cruz gloriosa inauguras un amor sin fronteras. Nadie te quita la vida, sino que tú la entregas voluntariamente por nosotros y por nuestra salvación. ¡Misterio de amor!

No queremos lavarnos las manos ni ser meros espectadores en el drama de tu pasión. Reconocernos nuestra culpa y pecado. Tus enemigos creyeron acallar tu voz para siempre, pero la semilla de tu palabra germina en el corazón del que ama y del que vive contigo el espíritu de las bienaventuranzas. Concédenos seguirte incondicionalmente, mientras anunciamos tu muerte y proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!

 

 

BENDICION

Volver al inicio

 

 

Principal ] Tiempo de Cuaresma ] Tiempo Ordinario ] Nuestro correo ] Oración mensual ] Celebraciones litúrgicas ] Albia ] Sobre la liturgia ] Familia cristiana ] Sacramentos ] EL DOMINGO ] Homilías ] Lecturas del día ] Red de evangelización ] Contraportada ] Mensaje para la semana ]

Exclusivamente para uso privado. No reproducir.