Lecturas del día Oración de acción de gracias

Reflexión y comentarios

Orar con el salmo
Oraciones para la Eucaristía Homilías    

 

 

V DOMINGO DE CUARESMA / A

9 de Marzo de 2008

Misa pr. sin Gl. Cr. Pf pr.

 

Misiones Diocesanas

 

CANTOS PARA LA CELEBRACION

 

Entrada: Dios es fiel; Hoy vuelvo de lejos; Gloria a Cristo, Señor.* es un canto de entrada propio de la Cuaresma que se encuentra en el casete "Cantos para participar y vivir la Misa"; Camina, pueblo de Dios.

 

Acto Penitencial: Gregoriano o el Señor, ten piedad, de Manzano.

 

Salmo: Desde lo hondo.

 

Aclamación antes del Evangelio: Yo soy la Resurrección y la Vida.

 

Ofertorio: Attende, Dómíne; Ante ti, Señor, presentamos hoy.

 

Comunión: Fiesta del banquete; Yo le resucitaré; Oh Señor delante de ti.

 

Final: Himno a Jesucristo. Libertador de Nazaret.

 

 

PROCESION Y CANTO DE ENTRADA

 

SALUDO

En el nombre del Padre...

 La gracia y la paz de Jesucristo, el Señor de la Vida, esté con todos vosotros.

 

MONICIÓN DE ENTRADA:

En este último domingo de Cuaresma, Jesús nos habla abiertamente de la vida. En el relato de la resurrección de Lázaro, podemos descubrir dos reacciones de Jesús ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte: pena, compasión y llanto y la confianza total en Dios.

También hoy, recordamos a las Misiones Diocesanas.

Ellos nos anima a seguir siendo todos misioneros, porque la Iglesia es misionera.

Que esta Eucaristía nos ayude a experimentar al Dios amigo de la vida, al Dios que es más fuerte que la muerte.

 

A. penitencial: Por nuestra falta de compasión ante el dolor de quienes sufren. Por nuestra falta de confianza ante la enfermedad y la muerte, pedimos perdón.

 - Tú, Señor, que has venido a buscar al que estaba perdido. Señor, ten piedad. Erruki, Jauna.

 - Tú, Señor, que te conmueves y lloras ante el dolor de quien sufre. Cristo, ten piedad. Kristo, Erruki.

 - Tú, Señor, que nos enseñas a confiar en Dios que es más fuerte que la muerte. Señor, ten piedad. Erruki, Jauna.

 Dios, nuestro Padre, tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos acompañe hasta la vida eterna.

 

O esta otra opción

 INTRODUCCION

Hoy, en este último domingo de Cuaresma, en víspera de la celebración de la Pascua, escucharemos una afirmación de Jesucristo que nos llena de confianza: "yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque haya muerto vivirá".

Es el anuncio de la Pascua: el paso de la muerte a la vida. ¿Creemos realmente estas palabras? ¿Vivimos nuestra fe como una "fe de que da vida"?

Pidamos perdón por nuestros pecados para que vivamos, con alegría, la vida de Dios en nosotros.

Esta actitud será el mejor anuncio de la proximidad de la Pascua:

* A Ti que eres vencedor del pecado y de la muerte, te decimos: ¡Señor, ten piedad!

* A Ti que nos salvas con tu poder, te rogamos: ¡Cristo, ten piedad!

* A Ti que por tu amor puedes librarnos de todo mal, te pedimos: ¡Señor, ten piedad!

 

COLECTA. OREMOS. Te rogamos, Señor, que tu gracia nos ayude, para que vivamos siempre del mismo amor que movió a tu Hijo a entregar su vida por la salvación del mundo. Por NSJC, tu Hijo...

 

COLECTA. OREMOS. Señor, tú que despiertas en nosotros el deseo de una felicidad que triunfe incluso sobre la muerte; te pedimos que nos ayudes a experimentar, junto a ti, la fuerza de la vida, así, al estilo de Jesús, podremos ser consuelo para los que lloran. Él que es la resurrección y la vida y vive por los siglos de los siglos.

 

Monición a las lecturas

Frente a toda situación de muerte, la Palabra de Dios es promesa de Vida. También nosotros tenemos que pasar de la muerte a la vida que Dios quiere para todos. ¡Ojalá que el grito del Señor a Lázaro, llamándole a salir del sepulcro, resuene hoy con fuerza en cada uno de nuestros corazones!.

 

Primera lectura.

Ezequiel proclama una promesa de Dios a los desterrados en Babilonia. Son palabras de esperanza, ya que Dios no se olvida de nosotros. Dios vence la muerte y prepara un futuro glorioso.

 

Segunda lectura.

San Pablo proclama la fe en la Resurrección. El Espíritu habita en nosotros, el mismo que resucitó a Jesús. Él nos infundirá ahora vida nueva, la Vida Eterna.

 

Evangelio.

La resurrección de Lázaro, tal como San Juan la presenta, es una catequesis de preparación para el bautismo, que desarrolla la afirmación de Jesús: “Yo soy la Resurrección y la Vida”.

 

CREDO. Porque queremos creer, nos unimos en el rezo del credo de nuestra fe.

 

Oración universal: A Dios nuestro Padre, que por medio de Jesús, nos consuela y nos contagia las ganas de vivir, le presentamos las necesidades de la humanidad entera. Señor, escúchanos, Señor, oyénos.

1.- Por todos los cristianos, para que animados por el Espíritu de Cristo, vayamos descubriendo maneras nuevas y más humanas de vivir, de amar, de disfrutar, de trabajar, de sufrir, de confiar en Dios. Oramos.

  O  Por las personas bautizadas que hoy formamos la Iglesia de Jesucristo. Para que con la fuerza de su Espíritu apostemos por poner vida y esperanza donde no hay más que experiencia de muerte y frustración. Oramos.

2.- Por quienes han perdido el sentido de la vida y se refugian en la droga o el alcohol; por quienes ven el suicidio como la única puerta de salida; para que puedan experimentar a Jesús como fuente de consuelo, de fuerza y de vida. Oramos.

 3.- Por los que llevados del odio y la venganza, dan muerte en su corazón al prójimo. Oramos.

 4.- Por los médicos y científicos que trabajan por la salud de todos. Oramos.

5.- Damos gracias por la vida de nuestras misioneras y misioneros, y pedimos al Señor que siga influyendo en nuestras comunidades,  para que las vocaciones misioneras permitan la continuidad de nuestra presencia evangelizadora entre los más pobres y necesitados. Oramos.

 6.- Convertirse, también es renovarse, cambiar. Para que sepamos hacerlo con actitud de apertura, generosidad y disponibilidad. Oramos.

 Escúchanos, Señor, y ten piedad de nosotros. Por JNS.

 

  O estas otras

Oración universal: Unidos en la misma fe y en la misma esperanza, oremos a Dios, el Padre de todos. Oremos cantando: KYRIE, ELEISON.
 

1.- Oremos por la Iglesia, que es la casa de todos los cristianos. Oremos para que todos vivamos la alegría de tener a Dios como Padre, y nos sintamos verdaderamente hermanos. KYRIE, ELEISON.

2. Oremos por los que se preparan para el sacerdocio, y por sus responsables y educadores. Que sean muy fieles a su tarea, y que Dios les bendiga con su bondad. KYRIE, ELEISON.

3.- Oremos por los jóvenes de nuestras comunidades y movimientos. Que estén siempre abiertos a Dios, para responder con generosidad si él les llama a dedicar su vida entera al servicio del Evangelio y de la Iglesia. KYRIE, ELEISON.
 

4.- Oremos por los padres de familia. Que acierten en su tarea educadora, que la lleven a cabo con espíritu generoso, que den testimonio de amor y servicio. KYRIE ELEISON.
 

5.- Oremos por todos los que, como san José, se ganan la vida con el trabajo manual: carpinteros, albañiles, campesinos, trabajadores de la industria. Que tengan prosperidad y bienestar, y actúen con espíritu solidario. KYRIE, ELEISON.

6.- Oremos por nosotros, y por nuestras familias y amigos. Que el Señor nos acompañe siempre. KYRIE ELEISON.

Escucha, Padre, nuestra oración, y derrama tu amor sobre todos los hombres. Por Jesucristo...
 

 

MONICIÓN A LA COLECTA

 La colecta de hoy está destinada a Misiones Diocesanas. Como sabéis, estas aportaciones son las que hacen posible la estancia y el trabajo de nuestros misioneros en tierras de África y Ecuador, y el mantenimiento de diversos proyectos. En nombre de Misiones Diocesanas, gracias por vuestra generosidad.

 

O estas otras

Oración universal: El Señor nos dice: “Yo mismo abriré vuestros sepulcros y os haré salir de vuestros sepulcros”. Pidámosle que nos libere de toda esclavitud. Respondamos diciendo: “Ayúdanos, Señor”.

 -   Para superar nuestra ignorancia sobre tus misterios. Oremos.

 

-   Para vencer nuestra poca fe y nuestra comodidad. Oremos.

 

-   Para no caer en las trampas del consumismo o del falso bienestar. Oremos.

 

-   Para que seamos más solidarios. Oremos.

 

-   Para que la vida esté alimentada, protegida y defendida en todos los habitantes de la tierra. Oremos.

 

-   Para que los que lloran por sus difuntos se consuelen con la fe en la Resurrección. Oremos.

 

-   Para que todos vivamos con la perspectiva de la Vida Eterna. Oremos.

 

Escucha nuestras súplicas, Señor, para que nuestra pobreza sea fortalecida con los dones de tu bondad. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

                                                                   

 

PETICIONES

1. Por todos los hombres: para que logremos superar aquello que hay de muerte en nosotros y seamos fieles a la vida que viene de Dios, roguemos al Señor.

2. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren compañía, amistad y la ayuda que necesitan, roguemos al Señor.

3. Por los que estamos reunidos en la celebración de esta Eucaristía para que creamos cada vez más en Jesucristo y vivamos en comunión de vida con Dios-Padre, roguemos al Señor.

4. Por nuestros familiares y amigos que han muerto para que vivan la vida de Dios por siempre, roguemos al Señor.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Escúchanos, Dios y Señor nuestro, tú que nos has iniciado en la fe cristiana, y purifícanos por la acción de este sacrificio.

 

POSCOMUNION. OREMOS. Te pedimos, Dios nuestro, que nos ayudes a saborear la vida en toda su plenitud ya desde ahora, siendo señal de esperanza, de alegría y de vida en medio del mundo. Por JNS.

 

AVISOS:

El domingo próximo es Domingo de Ramos, la bendición de los ramos y palmas, se hará en todas las Misas. Y la procesión del Borriquito, saldrá al finalizar la misa de 11.

 

 

ORACION DE ACCION DE GRACIAS

"Te damos gracias, Padre santo, por Cristo Señor nuestro.

El cual, hombre mortal como nosotros que lloró a su amigo Lázaro, y Dios y Señor de la vida que lo levantó del sepulcro, extiende hoy su compasión a todos los hombres y por medio de los sacramentos los restaura a una vida nueva".

Mediante la fe y el bautismo en tu Espíritu nos llamaste a una esperanza segura de vida y resurrección con Cristo.

¡Bendito seas, Señor! Así entendemos que somos seres para la vida que brota incontenible de tu corazón de padre que nos ama.

La muerte no es el final del camino ni tiene la última palabra, porque Jesús es resurrección y vida para el que cree en él. Amén.

 

BENDICION FINAL

Volver al inicio

 

 

 

  

 

 

Principal ] Tiempo de Cuaresma ] Tiempo Ordinario ] Nuestro correo ] Oración mensual ] Celebraciones litúrgicas ] Albia ] Sobre la liturgia ] Familia cristiana ] Sacramentos ] EL DOMINGO ] Homilías ] Lecturas del día ] Red de evangelización ] Contraportada ] Mensaje para la semana ]

Exclusivamente para uso privado. No reproducir.